Pintar nuestra vivienda y hacerlo nosotros mismos siempre es una buena opción para darle un aire nuevo y renovado de manera asequible. ¿Cómo podemos hacerlo de modo que nos resulte sencillo y consigamos un acabado profesional? Os proponemos varios trucos para conseguirlo:

  • Haz la lista de los materiales y herramientas que necesitarás. Ten todo a mano cuando comiences y no escatimes en calidad, cuanto mejores sean los productos que utilices, el acabado será más uniforme ya que darás menos capas y con el consiguiente ahorro que supone.

Al elegir los rodillos y brochas debes considerar como es la superficie a pintar: si hay obstáculos, como radiadores y zonas estrechas, y la textura del espacio. Si la pared es rugosa, normalmente absorberá mayor cantidad de pintura, aproximadamente un 30 o 40% más. En este caso, un rodillo de pelo largo te será de mayor utilidad aunque debes extremar las precauciones ya que es más fácil que se produzcan salpicaduras.

  • Utiliza cinta especial para delimitar espacios como marcos y enchufes. Si estos últimos puedes quitarlos sin dificultad el resultado será mejor y acabarás antes. Para evitar manchas y salpicaduras debes colocar un cobertor especial en el suelo.

También puedes prevenir goteos de la brocha o rodillo sumergiéndolo en la pintura hasta la mitad más o menos y luego darle unos ligeros golpes contra los extremos del bote para eliminar el exceso de producto. Aún así, en lo posible limpia a la vez que realizas la tarea. Si eliminas posibles salpicaduras al momento te ahorrarás trabajo al final y el resultado será mejor. Si has salpicado los cristales, lo ideal es esperar a que sequen y a continuación eliminar las manchas con una espátula.

  • Para calcular con éxito la cantidad de pintura necesaria debemos multiplicar el alto por el ancho de cada pared y sumar el resultado. Al total restaremos la superficie de puertas y ventanas pero sin quedarnos justos, es mejor pasarnos un poco que quedarnos cortos por si surge cualquier imprevisto.

  • Trabaja con ventilación. Es más agradable porque minimizas el impacto del olor y favoreces el secado. También es interesante que realices tu tarea con luz natural. Así podrás ver posibles fallos y corregirlos sobre la marcha.

  • A la hora de elegir colores, piensa en un resultado armónico, la orientación de la vivienda, sus dimensiones y la sensación que pretendemos conseguir.

La Sensación que queremos lograr en nuestro resultado final debe ir acorde con nuestros gustos y estilo de vida teniendo en cuenta los efectos de los colores en el estado anímico.

Debemos considerar la Orientación y Dimensiones del espacio para estudiar su luz y temperatura, potenciar sus fortalezas y minimizar sus debilidades para crear un ambiente más agradable y acogedor.

La Armonía es imprescindible para aportar continuidad al estilo decorativo general. Aquí es interesante considerar la combinación armónica de varios tonos de un mismo color.

En este punto nosotros recomendamos Colores del Mundo de Bruguer. La hemos elegido porque es una pintura ecológica, con base al agua, sin olor y con bajo contenido en compuestos orgánicos volátiles. Además es la paleta más completa del mercado. Su colección está inspirada en 15 destinos del mundo y 71 colores, además de varias tonalidades matiz para que puedas crear tus ambientes más personales sin dificultad.

¿Qué te han parecido nuestras propuestas? ¡Acércate por nuestras tiendas Pinturas Multicolor y te ayudaremos a elegir los mejores productos para que tu proyecto sea un éxito!

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.