Durante estas pasadas semanas de confinamiento hemos prestado más atención a aquello que deberíamos solucionar en nuestra vivienda y un tema importante son las humedades y su huella en techos y/o paredes. La humedad y el desagradable moho siempre van a más y suponen una sensación de suciedad constante que resta confortabilidad a nuestro hogar además de ser un foco de infección dañino para nuestra salud que produce hongos y bacterias.

Por ello, una buena idea es aprovechar el clima seco y cálido que el verano nos ofrece para paliar los efectos de las humedades de manera sencilla, asequible y rápida en sólo tres pasos:

  • Antes de nada, debemos limpiar bien la superficie que vamos a reparar eliminando restos de polvo, suciedad y pintura en mal estado si fuese el caso. Es imprescindible erradicar el moho si existiese para evitar su reaparición. En este punto es muy eficaz suprimiendo, no sólo el moho, sino también manchas de hongos, musgo y verdín, Bruguer Limpiador Quita-Moho.

Para una correcta utilización de Bruguer Limpiador Quita-Moho, aplicamos el producto con una esponja sobre la superficie a limpiar insistiendo en las zonas más rebeldes y sin olvidar los espacios cercanos aunque no hayan desarrollado manchas todavía. Sin aclarar, dejamos secar 24 horas y preferiblemente repetiremos la operación tres o cuatro veces para mayor eficacia.

  • A continuación, recubrimos y aislamos la zona con Bruguer Spray Stop Manchas, que es una pintura altamente pigmentada que cubre definitivamente manchas en paredes y techos de interior evitando que vuelvan a aparecer.

Para una óptima aplicación de Bruguer Stop Manchas, agitamos bien el envase hasta oír la pelotilla de acero en su interior y continuamos agitando un minuto más. Rociamos la superficie de manera uniforme a una distancia de 20-30 cm y a ser posible con buena ventilación, hasta cubrir el espacio en su totalidad y dejamos secar 10 minutos. Podemos utilizarlo también para manchas de grasa, nicotina, lápices de colores, bolígrafo y óxido.

  • Revestimos el espacio con Bruguer Antimoho, una pintura plástica mate a base de emulsión vinílica con conservante antimoho ideal para superficies sometidas a ambientes húmedos o condensaciones.

Aplicamos Bruguer Antimoho con brocha, rodillo o pistola utilizando agua como disolvente. En caso de brocha y rodillo diluimos hasta 5%; para pistola, diluimos convenientemente. En caso de dar una segunda mano, dejaremos secar tres horas.

¿Qué os ha parecido nuestra propuesta? ¡Acércate por nuestras tiendas y consigue todo lo necesario para solucionar los problemas de humedades en tu vivienda de manera sencilla y eficaz!

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.