Los azulejos son un elemento muy importante en baños y cocinas, es una de las primeras cosas en la que nos fijamos al entrar y de ellos depende que nos quedemos con una imagen agradable y cuidada o con una antigua y desarreglada. A menudo es un tema que vamos dejando de lado por la pereza y gasto de meternos en obras, pero no es necesario recurrir a ello: Pintando los azulejos conseguiremos renovar su aspecto sin alicatar y de manera económica y sencilla.

 

Actualmente existen esmaltes muy avanzados con gran adherencia y dureza. Su elasticidad consigue además un acabado uniforme y sin marcas de aplicación.

En Pinturas Multicolor recomendamos Bruguer Pintura para Azulejos por su acabado cerámico muy brillante y con alta retención del color y brillo. Es muy resistente y totalmente lavable. Está formulado especialmente para facilitar su aplicación sobre azulejos de cerámica. No es válido para baldosas de suelo o encimeras de cocinas. Además, su amplia gama de colores permite realizar trabajos de decoración.

 

 

¿Qué pasos debemos seguir?

  • En primer lugar limpiaremos y desengrasaremos bien la superficie con agua y jabón antes de aplicar el esmalte. No debemos utilizar productos de limpieza con silicona o cera. Las juntas las limpiaremos utilizando un cepillo para eliminar toda la suciedad, moho o grasa. Al terminar secaremos con un paño limpio.
  • A continuación removeremos bien el producto con una espátula de abajo hacia arriba. Esto es fundamental para asegurar el color y el acabado.
  • Aunque una sola capa es suficiente, se aconseja dar una segunda, después de seis horas, si se trata de un cambio de color fuerte o los azulejos estén muy estampados.
  • Para obtener un acabado perfecto es recomendable extenderlo con una brocha dejando una capa e inmediatamente después repasar con un rodillo de espuma compacta (poro 0) con bordes redondeados, para alisar los pequeños relieves.
  • La pintura se seca desde el exterior hasta el interior del azulejo, alcanzando su dureza definitiva después de tres semanas.
  • Posteriormente, se pueden mojar los azulejos con agua una vez pasados dos o tres días desde su aplicación y al séptimo podremos utilizar un detergente suave para limpiarlos. No debemos usar limpiadores abrasivos, estropajos o cepillos porque rayarían la superficie.

De esta manera tan sencilla habremos renovado los azulejos, mejorando totalmente el aspecto del baño o cocina. Si quieres conseguirlo, ven a nuestras tiendas Pinturas Multicolor y coméntanos tu caso.

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *