Como en el Arte en general, en Pintura también hay obras especiales que han sobrevivido el paso del tiempo y son recordadas y estudiadas en casi cualquier parte del mundo. Los motivos del reconocimiento son diversos: belleza, técnica, innovación, réplica masiva de las mismas e incluso parodia en algún caso. Así, en Pinturas Multicolor hemos seleccionado 10 de las Pinturas más famosas de todos los tiempos que nos gustaría compartir con vosotros:

LA GIOCONDA de Leonardo Da Vinci es para la mayoría de los expertos el cuadro más famoso de todos los tiempos que se ha convertido en un verdadero icono cultural con múltiples reproducciones a lo largo de la historia.

Es una Pintura al Óleo sobre tabla de álamo que pertenece al Renacimiento y actualmente está expuesta en el Museo del Louvre en París. Es muy admirada no sólo por su belleza e innovadora técnica Sfumato consistente en lograr un aspecto de lejanía mediante varias delicadas capas de pintura, sino también por lo enigmática y misteriosa. Tanto la identidad de la modelo, como sus gestos y especialmente su sonrisa han sido objeto de numerosos estudios a lo largo de los años sin ninguna conclusión definitiva.

La Gioconda fue robada en 1911 por un ex empleado del Louvre y recuperada dos años después cuando intento venderla en Florencia. Durante este período el museo superó su record de visitas porque la gente acudía en masa a ver el hueco vacío en la pared donde antes estaba el cuadro.

LA NOCHE ESTRELLADA de Van Gogh es la obra maestra del famoso pintor neerlandés, realizada en 1889 poco antes de morir. Es un Óleo sobre lienzo postimpresionista que actualmente se expone en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Es un cuadro reproducido en múltiples ocasiones a lo largo de su historia y se considera un ejemplo de la fascinación del artista por la noche. La obra es realmente una inspiración, no una visión auténtica, ya que no se corresponde ni el paisaje ni las condiciones atmosféricas con lo que Van Gogh podía observar en el momento de su autoría.

EL GRITO es la obra más representativa de Edvard Munch. Es un Óleo, Temple y Pastel sobre cartón perteneciente al Expresionismo y que se expone actualmente en la Galería Nacional de Noruega en Oslo. Son realmente cuatro pinturas del autor con el mismo título con gran carga emocional que representan al hombre moderno en un momento de angustia y desesperación existencial. Se considera un icono cultural similar a La Gioconda con multitud de reproducciones en masa.

El cuadro fue robado en 1994 por una banda de conocidos ladrones de arte que tardaron sólo 50 segundos en llevarse la pintura, dejando en su lugar una nota agradeciendo la falta de seguridad del museo. Intentaron sin éxito pedir un rescate por la obra al gobierno noruego y poco tiempo después fue recuperada en una operación policial.

El GUERNICA de Pablo Picasso es un Óleo sobre Lienzo perteneciente al Cubismo y que actualmente está expuesto en el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid.

Representa el bombardeo de Guernica durante la Guerra Civil Española y fue un encargo del gobierno de la Segunda República con el fin de mostrarlo en la Exposición Internacional de París en 1937 y dar notoriedad a la causa republicana. Se considera un icono del siglo XX no sólo por su valor artístico, sino como símbolo del sufrimiento que cualquier guerra conlleva.

LA PERSISTENCIA DE LA MEMORIA es una de las obras más famosas de Salvador Dalí. Perteneciente al Surrealismo, es un Óleo sobre Lienzo actualmente expuesto en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Es un cuadro muy pequeño, apenas de tamaño folio inspirado, según palabras del autor, en el tierno queso Camembert y la Teoría de la Relatividad de Einstein. Refleja el aspecto más débil y relativo de la memoria, igual que los relojes, reblandecidos con el paso del tiempo.

EL BESO es la obra más conocida de Gustav Klimt. Es un Óleo sobre tela de grandes dimensiones, 180cm x 180cm, objeto de multitud de reproducciones. Llegó a acuñarse una moneda conmemorativa de 100€ en 2003 con la imagen de del cuadro en una cara y un retrato del pintor en la otra. Pertenece al Simbolismo y está expuesta an Museo Belvedere de Viena. Fue una obra comprada antes de que Klimt la terminase, llegándose a pagar por ella cincuenta veces más del precio máximo alcanzado en Austria por una pintura hasta la fecha.

LA ÚLTIMA CENA de Leonardo Da Vinci es considerada por multitud de expertos como una de las mejores pinturas de todos los tiempos. Es un Óleo y Temple sobre Yeso del Renacimento en el Convento Santa María delle Grazie de Milan.

Fue una pintura muy estudiada por investigadores y novelistas interesados en resolver supuestos misterios y enigmas relacionados con ella, por ejemplo en la famosa novela El Código Da Vinci de Dan Brown.

La obra actual es el resultado de una importante restauración de veinte años (1979- 1999) y llama poderosamente la atención sus grandes dimensiones: 460 cm de alto por 880 cm de ancho.

EL DORMITORIO DE ARLES es una de las obras más reproducidas de Van Gogh. Actualmente está expuesta en el Museo Van Gogh de Ámsterdam y es un Óleo sobre Lienzo perteneciente al Post-Impresionismo.

La pintura representa el dormitorio del pintor durante su estancia en la ciudad francesa de Arlés, donde se estableció huyendo de los excesos de su vida en París. En palabras del autor a su hermano, quería expresar la tranquilidad y sencillez del dormitorio mediante el juego de colores. Poco después el cuadro se estropeó debido a una inundación y Van Gogh pintó dos copias más casi idénticas para asegurar su continuidad en el tiempo.

EL HIJO DEL HOMBRE es la obra más conocida del pintor surrealista René Magritte y actualmente pertenece a una colección privada.

Es un Autorretrato que alcanzó la fama por ser un cuadro muy parodiado. Aparece en películas como “El Secreto de Thomas Crown”, series de televisión como Los Simpson e incluso en el videoclip Scream/ Chilhood de Michael Jackson.

AMERICAN GOTHIC  es un Óleo sobre Madera del pintor norteamericano Grant Wood, perteneciente al Regionalismo Neogótico y actualmente expuesto en el Instituto de Arte de Chicago.

Representa a una pareja de granjeros posando en su casa y se convirtió en un icono de la cultura popular por ser una de las pinturas más famosas del arte norteamericano del siglo XX y una de las más parodiadas por todo el mundo. Los personajes son realmente la hermana del autor y su dentista, que aceptaron posar para él a condición de que no trascendiese su identidad, pero Wood no cumplió lo prometido y se hicieron célebres a la vez que la pintura.

¿Qué os ha parecido nuestra selección de Pinturas Famosas? ¿Añadiríais alguna otra?

En Pinturas Multicolor somos expertos en Bellas Artes desde hace más de dos décadas en A Coruña y Vilagarcía de Arousa, trabajando con las mejores marcas y los productos más innovadores. ¡Acércate a conocernos!

 

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.