El Impresionismo es un movimiento esencialmente pictórico que se desarrolla en Europa, principalmente en Francia a partir de la segunda mitad del siglo XIX y se caracteriza por el protagonismo de la luz y el instante sobre las imágenes y el relato. En Pinturas Multicolor nos gustaría rendirle homenaje señalando algunas curiosidades sobre esta importante corriente artística.

  • Nace en París alrededor de 1860, aunque el término Impresionismo no se utiliza hasta 1874 a consecuencia de una exposición ese mismo año en la capital francesa que dio a conocer el movimiento.

 

  • La obra de Monet, Impresión, Sol Naciente (1872) es considerada la primera pintura impresionista. Es un óleo sobre lienzo que representa el puerto de Havre, ciudad en la que el autor pasó gran parte de su vida.

 

  • El término Impresionismo se debe al crítico de arte Louis Leroy (1812-1885) después de un artículo negativo que escribe sobre la pintura de Monet Impresión, Sol Naciente.

 

  • Los máximos exponentes del Impresionismo fueron Monet, Renoir, Pissarro y Degas. En sus inicios se les denominaba Intransigentes por su rechazo a los convencionalismos artísticos, sociales y políticos.

 

  • El Impresionismo se considera el primer movimiento en la pintura moderna debido en parte a sus connotaciones políticas, reflejando el orden económico y cultural de la sociedad francesa de la época así como sus valores democráticos.

 

  • El autor impresionista buscaba en sus obras el efecto “pintura no acabada” y retrataba escenas cotidianas de la vida urbana parisina en su mayor parte. De hecho, sus características pinceladas con trazos visibles daban la sensación de ser hechas por un principiante.

 

  • El objetivo principal de las pinturas impresionistas era capturar el instante con colores brillantes y protagonismo absoluto de la luz en un mundo en constante movimiento.

 

  • El Impresionismo está influido en gran manera por la obra de Eduardo Manet (1832- 1883) aunque el pintor nunca perteneció al movimiento. En su obra Almuerzo sobre la Hierba (1863) el autor muestra una total desconexión entre los personajes que sugiere la falta de relato propia de los posteriores trabajos impresionistas.

  • Las obras impresionistas destacaban frecuentemente por la utilización de colores puros y sin mezclar omitiendo negros, y con total protagonismo de la luz como elemento unificador del conjunto.

  • Los autores impresionistas se caracterizaban por ser particulares, diferentes e infieles a la estética del movimiento. Monet es el más claramente ortodoxo mientras que otros representantes eran más espontáneos y sus obras reflejaban diversos puntos de vista artísticos. Así, por ejemplo Renoir sitúa el placer contemplativo como esencia de su trabajo por encima de las condiciones formales de estilo.

¿Qué os han parecido estas curiosidades sobre El Impresionismo?

En Pinturas Multicolor somos expertos en Bellas Artes desde hace más de dos décadas en A Coruña y Vilagarcía de Arousa, trabajando con las mejores marcas y los productos más innovadores. ¡Acércate a conocernos!

 

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.